Tendencia manicura & pedicura

otoño/invierno

 

Las vibrantes tonalidades del verano dejan paso a variantes más cálidas, con espacio para los pasteles en una nueva gama cromática y el regreso de los tonos dark

 

 

 

La temporada pasada se produjo nuestra reconciliación definitiva con un color que llevaba varios años fuera de nuestro armario: el marrón. Pero no el camel, sino el marrón oscuro (sí, el chocolate) que durante el otoño e invierno pasados, se convirtió en la tendencia que tiñó todas nuestras prendas en cada una de sus declinaciones cromáticas. No obstante, lo que no esperábamos era que llegase también a nuestra manicura.

Los tonos camel y ocres se convertirán en una variante segura para las que busquen un twist al clásico nude, pero con ellos también llegan marrones oscuros que juegan en la línea con el gris, otra de las propuestas para los próximos meses. Todo apunta a que en esta ocasión declinaremos los colores de nuestras uñas en una línea más dark.

 

 

Otra opción es decantarnos por un verde más grisáceo, ya que el 'verde hoja' también llega para quedarse en una temporada en la que, claramente, los tonos potentes pero apagados (y sí, rematadamente otoñales) tomarán el protagonismo.

 

 

Si nos consideramos más clásicas, la opción preferida será un marrón, aunque el nivel de atrevimiento lo determinará la oscuridad (o no) del tono que escojamos. Si por el contrario nos sentimos atraídas hacia ese retorno del gótico pero el esmalte negro es demasiado, una gama de gris como el topo será una apuesta segura. Sea como fuere, no nos dejemos acobardar por lo inusual de este tipo de colores en las uñas, dado que, en realidad, serán la pareja perfecta de las clásicas prendas a las que todas recurrimos durante el otoño (el clásico jersey gris; un abrigo camel; un vestido de punto marrón), además de firmes contendientes a desbancar otra de las tendencias de la temporada: el tono nacarado.

 

Ahora llega el momento de dejarnos llevar por el inevitable espíritu cozy que trae consigo el otoño.

 

 

Nos encontramos frente a unos meses en los que, al menos en cuestión de manicuras, una paleta cálida tomará el protagonismo en nuestras uñas, con tonalidades que recuerdan al follaje de los árboles durante esta estación. También habrá continuidad para algunas de las tendencias preferidas de la pasada temporada, pero reinventándolas para darles un toque más acorde al otoño/invierno 2019-2020. Será el caso del naranja neón o de los tonos pastel, que abandonan el verde menta o el azul bebé para convertirse en lavanda o camel. Tampoco podemos olvidarnos de la estética gótica, que vuelve con fuerza esta temporada en todas las vertientes de la moda y la belleza.

 

 

 

 

Adiós, verde militar; hola, verde hoja

La naturaleza se convierte en una de las principales inspiraciones para esta temporada, con especial mención a las tonalidades de las hojas de los árboles en otoño.

 

 

Rojo y naranja (pero otoñales)

Los tonos rojos y naranjas, que también proceden del follaje de los árboles durante el otoño. Por lo tanto, apostaremos por una vertiente más cálida del rojo, como el granate pero también continuaremos con el naranja que tanto se vio durante este verano. Así que si eres fiel seguidora de la tendencia neón, este color será la mejor forma de incorporarlo a tu uniforme de la temporada.

Tonos tierra en todas sus posibilidades

Los tonos tierra parecen estar intrínsecamente ligados al otoño y al invierno, aunque no suelen ser tan habituales en nuestra manicura. Pero si los marrones consiguieron hacerse un hueco en nuestro armario la pasada temporada, ahora le llega el turno a nuestras uñas.

Beige, chocolate, camel... ¿por cual te decantas?

 

El regreso de los tonos góticos

 

Durante esta temporada regresan con fuerza muchas tribus urbanas, pero entre ellas destacan especialmente los punk y, sobre todo, los góticos.

Colores como el negro carbón y el gris topo vestiran tu manicura estos meses.

El (único) rosa que buscarás

 

Los rosas no prometen tener un gran protagonismo durante esta temporada, pero hay una única tonalidad en la que varias firmas concuerdan. El rosa suave o nude rosa,  lo que se traduce en una tonalidad delicada y cercana al efecto porcelana que llevaban nuestras abuelas. Sin llegar al pastel, este color tan natural también confluye a la perfección con el regreso de la manicura francesa (nunca se va, pero hay épocas, como ésta, en las que vuelve con más fuerza).

 

 

 

 

Y... si hablamos de nail art?

 

Puntos, puntos y puntos... y es que esta será la temporada "dots" en nuestra manicura.

No se trata de cargar nuestras uñas, si no de vestirlas con un ligero de detalle.

Desterramos entonces los nail art elaborados, los mil colores o dibujos cargados de detalles... se lleva la limpieza y elegancia del punto.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Por la presente declaro que mis derechos de autor están unidos a todos mis datos personales, ilustraciones, fotos y videos profesionales, etc (como resultado de la Convención Berner).
Para el uso comercial de los anteriores se requiere en todo momento de mi consentimiento por escrito.
© MISS NAILS